El Gato Arrinconado.


Te encontré en aquel rincón, no se como me dio por mirar hacía allí pero así fue.

Allí estabas tú, acurrucado tembloroso con carita de asustado, no dejabas de mirarme con esos ojitos redonditos verdes y pardos, según se reflejaba en ellos caprichosamente la luz del atardecer.

Me acerque despacio con miedo a que huyeras de mi, reculabas en tu rincón, me gruñiste lastimosamente, me arme cariño y valor, la mano estire con un poco de azúcar de amor a tú boca la acerque,  la lamiste con cuidado sin quitarme los ojos de encima, poco a poco me fui acercando,  tu cabeza comencé a acariciar y tu a mi mano lamer.

Receloso y con temor me dejaste hacer y tú confianza me gane, como pude te cogí y a mi casa te lleve, ahora vives conmigo, que alegría te da cuando me ves llegar te pones panza arriba para que te pueda acariciar.  se me viene a la cabeza aquel viejo cantar.

“El gato que esta en nuestros cielos, no va ha volver a casa si no estas, lo sabes mi amor que noche bella, presiento que tu estas en esa estrella, el gato que esta triste y azul.”

Poema escrito para La poesía no muerde, Imagen busca poema;  http://lavidaenpoesia.wordpress.com/2014/09/17/imagen-encontro-poemas-4/montaje-gato/#main

Foto de Mary Carmen,

Escrito por Mercè Hill ; http://nubenge.wordpress.com/

y  Antonio Caro Escobar;https://antoncaes.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s