Y ni ninguno era real.


Tres eran tres los reyes de oriente y ni ninguno era real, eran los sueños de los niños al final de la navidad que nos despiertan a la cruda realidad.

Tres eran tres y un cuarto se agrego sin previo aviso a mi me lastimo, era la dura realidad que me deja tras mucho trajinar para dar un día de felicidad a unos chic@s que se lo merecen, aunque sea por ver su cara de felicidad, durante unas horas dejan de ser lo que son para ser igual a los demás niñ@s felices, sin más limitación que la de estar en una cabalgata a vista del resto de los mortales que les llaman por su nombre sin mas.

Tres eran tres los reyes de oriente y ni ninguno era real, eran los sueños de los niños al final de la navidad que nos despiertan a la cruda realidad.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Poema para mi querida amiga Chelo Dorado.


Ligera como una pluma tú voluntad se desvanece por el suave papel, como borrón de tinta en el absorbente serrín.
El cielo se oscurece ante tanta belleza.
Anochece mientras la rosa florece y su frescor se entremezcla con el aroma del mar, sus pequeñas espinas rasgan la espalda de aquellos que con ironía en el papiro escribían aquellos embustes que en tu alma dolían.
La pluma resentida se despunta amiga mía sin poder traducir tanta mentira.
El sol asoma entre nubarrones negros, y con fuerza somete su calor a esa rosa que se enorgullece de nacer de la frágil voluntad, de aquella que la espalda nunca dio a la verdad y la amistad.

Volver.


Volver a empezar como si naciera de nuevo, por cometer el error de creer que nada sucedería, de un día para otro.

Volver a comenzar de cero, por querer asegurarme de que pones a salvo mis pensamientos.

Volver a recordar todo aquello, que un día sucedió en una vida, que paso como un sueño.

Volver a ser aquel niño que un día fui.

Volver a sentir aquella felicidad, que solo la niñez sabe dar.

Volver a sufrir todo aquello, que sucedió por que tenia que ser así.

Volverte a ver, a sentir, a quererte como un niño solo sabe querer, a esa persona que le dio su ser.

Volver a empezar para recorrer, el camino de la vida que el destino marco, estando a tu lado, el camino será seguro yendo de tu mano.

Exceso de confianza o estupidez.


El año no comenzó como debiera, por que tampoco acabo como debiera. Ya que untar de días antes tuve un percance y el portátil se me estropeo no so lo el portátil si no lo que es peor el disco duro. Esto no tiene mayor problema si no fuera por que no puedo recuperar la información que tenia dentro, (Que no es poca) Lo que más me duele es que tenia dentro fotografías de familia que me habían costado 23 años recopilar, los libros en Epub que había ido atesorando eran alrededor de diez mil, se que no hubiera podido leerlos ni en dos vidas seguidas pero me daba lo mismo es un hobby.

Pero lo que más me ha dolido ha sido perder todos mis escritos publicados y en proceso de acabado, esto es sin dudas mi mayor consternación. Había ideas en proceso de maduración, otras escritas a medias que iba poco a poco dándole vida y otros que solo eran un par de párrafos que con el tiempo lo mismo se quedaba en agua de borrajas, pero eran mis escritos.

Algunos pensaran que he sido un idiota que debería tener la información a salvo en copias de seguridad y todo lo que se puede pensar de la estupidez de uno mismo y me lo he dicho una y mil veces y seguiré diciéndomelo otras mil o cinco mil veces más, pero la verdad es que siempre nos pasa igual, por falta de tiempo, por distintos motivos vamos posponiendo esa copia de seguridad tan necesaria para más tarde por que qué puede pasar no se vos va a caer el portátil en este momento verdad? O a entrar una sobrecarga de corriente y freírnos el disco duro o un virus malicioso de esos muchos que recorren la red y que al igual que los gatos viven de los descuidados como yo.

El caso amigo es que llevo ya una semana flagelándome por ello y ya no me queda un trozo de piel que despellejarme por lo que tengo dos opciones o me pego un tiro o lo asumo hago borrón y cuenta nueva. Como permiso de armas no tengo ni me lo van a dar por que necesito un informe psiquiátrico que como por razones obvias no me van a dar y el mercado negro para comprar un arma esta muy negro creo que deberé asumir mi estupidez tragarme mi orgullo de haberme sentido una persona previsora y empezar de cero.

PD: También se me ha pasado por la cabeza llevar el disco al CSI las Vegas que con un polvo negro y una brocha lo solucionan todo.