El disco duro


Era noche estaba nublado lo que hacía más oscura aún la calle, él iba por la acera distraído mirando el móvil acababa de recibir un mensaje de su chica invitándole a cenar en casa de ella, se desvió como cada día en el callejón para adelantar un par de calles y llegar antes a casa; No se dio cuenta de que venia un hombre de frente al pasar por su lado chocaron hombro con hombro y sintió un pinchazo en la tripa en el lado derecho – perdón dijo sin levantar la vista y sintió como algo viscoso y caliente le resbalaba por la pierna, se miro y observo como se le formaba una mancha oscura en la ropa, se toco  y miró su mano manchada de sangre a la vez que la vista se le nublaba y las piernas le fallaban.

Se estaba desangrando sin saber porque le habían apuñalado todo se le volvió negro y no pudo encontrar respuesta.

Lo encontraron a las pocas horas tirado en el callejón alrededor de un charco de su propia sangre.

———————————–

Recibió una llamada como tantas otras veces, al descolgar el móvil no pregunto quien era tan solo cual es el encargo. Su interlocutor le dijo lo que quería de él y éste escucho muy atento lo que le decía.

Al terminar de hablar, le dijo a la persona que estaba al otro lado, de acuerdo esto le va a costar quince mil euros.

La persona que necesitaba de sus servicios accedió sin regatear un euro, sabía que era un trabajo que valía ese dinero, no por que fuera difícil de ejecutar si no por las consecuencias que podían ocasionarse de no realizarse a tiempo, le costaría cinco veces más reparar el daño por las repercusiones que ello traería si salía a la luz aquello.

El sicario empezó inmediatamente a trabajar no había tiempo que perder pues este jugaba en su contra como siempre. Recavo toda la información que encontró de su encargo y paso a realizar el trabajo de calle, vigilar las idas y venidas, rutas, horarios, compañías, todo lo que le fuera útil para llevar a cabo la tarea como siempre rápida y limpiamente.

Lo espero aquella tarde en el callejón sabía que iría por allí, así se ahorraba un rodeo de casi cinco minutos en dar la vuelta a dos manzanas para llegar a su casa, lo vio entrar en el callejón con el móvil en la mano sin levantar los ojos. por lo que no lo vio acercarse a él, al llegar a su altura ya llevaba un estilete en la mano derecha, fino de unos quince centímetros de largo; le empujo con el hombro como si se hubiera chocado por accidente a la vez que le clavaba en cuchillo a la altura del apéndice perforandoselo  y pinchando el riñón, sabía que no tardaría en desangrarse y en provocarle un fallo renal, no le daría tiempo ni a enterarse de nada, podía haberlo matado de mil formas pero el pagador quería que pareciera un robo fallido. Al salir del callejón llamo por teléfono a un número que le había dado, marco y cuando descolgaron al otro lado solo dijo, el paquete ha sido entregado, colgó desmonto el teléfono y saco la sim y la rompió tirando los trozos a una alcantarilla.

——————————–

Cuando se le estropeo el ordenador empezó a echar pestes por la boca, como podía pasarle justamente ahora que tenía entre manos un negocio que le iba a aportar millones de euros, todo estaba en aquel aparato, no le había hecho una copia de seguridad tal y como le habían aconsejado que hiciera. Cuando su hija le oyó le dijo, tranquilo papa que conozco a un informático que puede recuperar todos los archivos del portátil en un momento, es ingeniero en informática, gracias hija llámalo haber cuando puede venir.

El informático llegó al día siguiente y le dijo que le llevaría un par de días recuperar la información del ordenador, tenía que llevárselo a casa para poder sacar los archivos.

Aquello no gusto nada empresario, no quería alejarse de cacharro porque la información que contenía era muy delicada y no se fiaba de que el técnico no viera que aquella información podía valer mucho si caía en manos de la prensa, intento por todos los medios que lo arreglara en su casa que fuera a buscar lo que necesitara y se lo trajera allí. Le ofreció una buena cantidad de dinero el trabajo si lo realizaba aquí, el muchacho no pudo negarse ante semejante cantidad, él que pensaba no cobrarle por la amistad que tenía con su hija, tan grande era como que eran pareja, aunque este dato el padre lo desconocía y él no iba a ser quien se lo dijera y si se negaba a aceptar aquel dinero podía llegar a sospechar que algo había entre ellos y ella no se lo perdonaría.

Llevo los aparatos que necesitaba para poder recuperar los datos del portátil, su ordenador una copiadora de datos un disco duro extraible para volcar la información del  estropeado y se puso manos a la obra, el dueño no se apartaba de él parecía un buitre acechando a un moribundo, que habría en el disco que le mantuviera tan vigilante de los movimientos que realizaba, cuando acabo de pasar todo lo que había en el disco duro dañado recogió todo y se dispuso a marcharse, el dueño le pago lo acordado antes de salir por la puerta, lo que él creía era que no sabía que había hecho una copia del disco duro en su ordenador, le había picado la curiosidad ante el recelo del padre de su chica.

¿Que guardaría en ese disco duro que lo tenía tan nervioso? Seguro que a su chica le gustara saber que esconde su padre. Cuando llego a casa le remordía la conciencia, ¿quien era el para espiar a nadie? le habían pagado bien por aquel trabajo que estaba dispuesto a realizar gratis, encendió su portátil, pincho la carpeta donde tenia volcado los datos del disco y le dio a suprimir.

Elimino toda la información sin llegar a mirarla y sin llegar a saber que esa información le costaría la vida.

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Anuncios

10 pensamientos en “El disco duro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s