“Diario Íntimo”


Actividad para el Taller de Escritura FlemingLAB

Hoy me he levantado como cada mañana cansado, dolorido, sin ganas de nada, pero así y todo he decidido no dejarme vencer y seguir adelante.

Como cada día cuando no trabajo al levantarme y desayunar ayudo a mi mujer a realizar las tareas de la casa, para después dedicarme a mis cosas, cosas como leer el correo o entrar en el blog, publicar alguna entrada o simplemente leer las entradas de los compañeros y amigos de los blog a los que estoy suscrito,

Una vez acabado de revisar todo los temas salgo a realizar las compras diarias del supermercado, o aquellas tareas que me surgen como secretario de una asociación, a la cual pertenezco desde hace algunos años, el residir en una ciudad pequeña conlleva conocer a gran parte de los vecinos, algunos pensaran que no es así, pero si es en mi caso, por el tipo de profesión que he tenido a lo largo de los años, hasta que mi enfermedad me obligo a incapacitarme para ella, me dio la oportunidad de tratar y conocer a mucha gente, primero como empleado de hostelería, posteriormente como comercial en una empresa de alimentación, dos empleos que están de cara al público y que te dan la oportunidad de interactuar con tus vecinos y ser conocido por una gran cantidad de ellos.

Como decía una ciudad pequeña te da la satisfacción de que salir a la calle y te vas cruzando con tus vecinos saludándolos por educación, sirva como anécdota un día a media mañana, en un tramo de ciento cincuenta metros una calle de la mas transitada tardo medía hora en recorrerla. Hoy me he cruzado con un profesor jubilado, al darle los buenos días me ha llamado la atención diciéndome:

—Si alguna vez nos cruzamos y no te digo nada, es porque no veo bien de este ojo— mientras me señalaba el derecho—No vayas a pensar me he hecho el despistado.

— La verdad es que me ha hecho gracia porque como le he dicho todos tenemos momentos en los que vamos pensando en nuestras cosas y nuestro despiste puede ser grande. Pero no son cosas a tener en cuenta, al menos en mi caso.

Salir  a dar una vuelta, aunque realmente es a andar entre media hora y cuarenta minutos cada día, te da para mucho, quiero decir que te pueden suceder muchas cosas a lo largo de los días. Hoy,… sin ir más lejos al dar el paseo por una urbanización que visito habitualmente pero alternando las calles, me gusta ver el tipo de plantas que tienen los propietarios de los adosados y si puedo, intento sacar esquejes  de algún tipo de árbol, para satisfacer mi afición bonsaista. Y me he parado ante una casa que tenía un árbol de membrillo y ha dado la casualidad que su propietario salía en ese momento, por lo que he aprovechado la ocasión para pedirle permiso para coger un esqueje del árbol o un membrillo para sacarles las semillas, el dueño muy amable ha permitido cogerlo, hemos estado hablando un rato del árbol y de su cultivo, cual es el mejor momento para esquejar o plantar las semillas, etc.

He de reconocer que aprovecho estos paseos para buscar especies de semillas o de árboles para satisfacer mi afición, pero también para sacar alguna foto que me guste ya que es otro de mis hobbies a la vez que cuido de mi salud entre comillas.

Los dolores de cabeza me están matando como cada día y trabajar de noche no es quizás la mejor opción, pero mi calidad de discapacitado no me da muchas opciones donde elegir, si bien este tipo de trabajo me da la oportunidad de poder escribir o leer más que en cualquier otro empleo no creo que sea el más adecuado para mi cabeza, por los dolores o por el desgaste que me produce la falta de sueño, pero claro también reconozco que lo acepte precisamente porque no dormía apenas y de madrugada me levantaba y me ponía a escribir, la diferencia ahora es que no me acuesto por la noche encima me pagan y sigo escribiendo a pesar de que estos dolores en general y los de cabeza en particular me martirizan físicamente y me desgastan moralmente.

De momento seguiré disfrutando de mis paseos, viendo a los operarios municipales limpiando la fuente o a los del servicio de limpieza, limpiando las calles y continuaré saludando a mis vecinos y gozando de mis bonsáis o mis fotografías y escribiendo en este diario cada día.

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Anuncios

30 comentarios en ““Diario Íntimo””

  1. Y también tengo la suerte, al menos para mi es así, de trabajar rodeada de gente.
    Tal es así que al principio cuando me saludaban Por la calle, no ubicaba, de donde le conocía.
    Viviendo en una ciudad pequeña, como también es mi caso, vaya. Donde vayas, o entres donde entres, siempre hay alguien con quien enhebrar ls aguja.
    Me encanta trabajar cara al público. A veces tienes que morderte la lengua,, pero en general….. me encanta.

    Le gusta a 1 persona

    1. Para trabajar cara al publico te tiene que gustar, sino no aguantas muchas cosas que suelen sucedernos. Es maravilloso vivir en una ciudad pequeña, sin tanto agobio y rodeados del cariño de los convecinos. 🙂

      Me gusta

  2. Me gustan esas ciudades pequeñas en las que se saludan los vecinos cuando se encuentran por las calles.
    Sigue escribiendo y viviendo la vida con todas las sorpresas que encierra, si las sabes ver.
    Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Me encanta el paseo que has dado! Antonio disculpa si te molesto, pero ¿en qué trabajas? Y por otro lado: ¿los dolores es por la fibromialgia? Mi hermana sufre de esta enfermedad pero se niegan a darle la Incapacidad. 😚😚😚

    Le gusta a 1 persona

    1. No molestas María. Si, los dolores son por la fibromialgia, yo si estoy incapacitado para el trabajo que realizaba como conductor repartidor, actualmente estoy de controlador en un centro de transportes, ocupo plaza de discapacitado y trabajo habitualmente de noche. Besos.

      Le gusta a 1 persona

      1. Se lo comunicaré a mi hermana a ver si tiene suerte y la pueden cambiar en la empresa, es vigilante y todo el día de pie te puedes imaginar, de noche seria sentada y controlar los monitores. Besos pa´ti

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues más o menos lo mismo que yo, nosotros somos controladores porque carecemos de título de vigilante entonces no podemos poner que somo vigilantes o nos crujen. Puro tecnicismo. 😉 Comentaselo y si puede cambiar y le interesa adelante, aparte que cobraría el plus de nocturnidad y es un extra que tenemos ahí. 😘😘

        Le gusta a 1 persona

      3. Supongo que ella tendrá también plus, ni idea, ella trabaja en Securitas no sé si conoces esta empresa. Antes era controladora, pero hace muchos años que saco la prueba de vigilante. Le diré que se lo diga a su abogado y que se mueva, lo está pasando muy mal, gracias primor.Feliz noche. Besitos

        Me gusta

      4. Si conozco la empresa. No es fácil pasar el tribunal médico para que te reconozcan la incapacidad, la mayoría de las veces has de ir a juicio y aún así te cuesta varias apelaciones y una gran cantidad de dinero. En mi caso no tuve que ir a juicio pero tuve que estar de baja dos años y solicitar el grado de discapacidad antes de pasar el tribunal, para cuando me toco pasarlo ya tenia reconocido un 35% de discapacidad, los inspectores médicos no me reconocieron nada más que un 33% pero ya tenia reconocido un grado mayor, así que llevaba un punto a mi favor, eso y los informes del neurólogo y del psiquiatra fueron definitivos para que me dieran la incapacidad.

        Le gusta a 1 persona

      5. Dentro de lo malo, me alegro que al menos te concedieran la discapacidad, mi hermana nunca ha ido al psiquiatra aunque siempre está con una ansiedad tremenda. Gracias primor por informarme.

        Le gusta a 1 persona

  4. Soy yo que no tengo ninguna enfermedad y la noche del trabajo son muy duras, pues fijate tu que no te encuentras bien. Me gusto lo que has escrito, es como si hubiera pasado la noche a tu lado. Amigo cuidate mucho. Ven depacito muuuuuuaaaaak

    Le gusta a 1 persona

      1. Si que he probado, acupuntura, relajación y medicación, pero nada me los quita, en cuanto el cansancio hace mella los dolores se incrementan y si sufres fatiga crónica es difícil no cansarse. Como se suele decir las costumbres hacen leyes y uno acaba por acostumbrarse “entre”.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s