DE CAMINO AL INFIERNO. CAPITULO 4.


Leer el primer capitulo. 

Leer el segundo capitulo.

Leer el tercer capitulo.

Capitulo 4.

Establecí un periodo de tiempo aproximado, cuando traían prisioneros debía de ser de noche, luego calcule los cambios de los guardias que nos vigilaban lo hacían dos veces al día por lo que supuse que era una vez por la mañana y otra por la noche, siempre eran los mismos por lo que imagine que eran de menor rango y no pertenecían a las milicias que hacían las incursiones en busca de mano de obra para la mina.

Con el paso del tiempo a algunos de mis compañeros de presidio se les fue ablandando el recelo hacía mi persona y poco a poco pude ir sonsacando algo de información, al primero fue a un hombre bajito con mucha barba y una nariz aguileña, muy robusto para su estatura, era quizás el más fuerte y el más hablador de todos, una vez te cogía confianza ya que también era el más desconfiado de todos. Se llamaba Golin.

  • Golin, ¿Puedo hacerte una pregunta?
  • ¿Puedo evitarlo?
  • Ja ja. Si y no, puedes contestar o puedes callar si te molesta.
  • ¿Qué quieres saber?
  • ¿De donde eres? Y ¿De qué raza?
  • Esta claro que soy un enano, nacido en las montañas de hierro, nuestra raza vive debajo de las montañas.
  • ¿Entonces aquí estas como en casa, con la salvedad que estas preso?
  • Menuda comparación. Es verdad que estoy acostumbrado desde que nací a estar bajo los túneles de las montañas durante semanas enteras, pero también necesitamos salir a las cornisas de las laderas a contemplar el sol y cazar por los bosques como vosotros los humanos.
  • Si quizás en eso tengas razón, todos necesitamos el aire puro y fresco de vez en cuando.
  • ¿Y esos de ahí? —le indique a un grupo de seres con una tez pálida como la luna y con orejas puntiagudas.
  • ¿Esos? Son Elfos de los bosques prohibidos, no se como pudieron cogerlos, es muy difícil apresarlos son grandes guerreros.
  • ¿Elfos? Creí que eran un mito, que solo existían en las historias de los libros antiguos.
  • Todo lo que se dice en las historias han salido de alguna realidad, que por lo que quiera que sea ha decidido ocultarse a los humanos, por su bien y por el de todas las razas.
  • ¿Que quieres decir con eso?
  • Pues que los seres humanos son destructivos, ambiciosos y envidiosos entre otras cosas, las demás razas nos hemos ocultado durante generaciones por miedo a que los humanos nos aniquilen tan solo por la avaricia de riquezas, de poseer nuestras ciudades, somos razas antiguas estamos en la tierra desde que el mundo es mundo y los humanos solo llevan unos pocos miles de años y se creen con derecho a todo; arrasan los bosques, talando los árboles, cazando por el gusto de cazar; nosotros solo cazamos lo que necesitamos y siempre hemos cuidado mucho de no matar a hembras preñadas en época de cría, sea de la especie que sea, solo matamos a los machos, vosotros arrasáis con todo.
  • ¿Qué más razas hay aquí? —Le volví a preguntar por desviarle del tema.
  • Allí en los hornos están los Gnomos, son poca cosa en cuanto a tamaño y comprensión, pero de una gran inteligencia, viven en lo profundo de los bosques debajo de los árboles centenarios, tienen un gran conocimiento de las plantas y son grandes amigos de los animales. — siguió contándome el enano.

El guardián se dio cuenta de nuestra charla y nos amenazo con el látigo para que nos calláramos y siguiéramos trabajando, mi amigo se cerró en banda ante la amenaza y no tuve manera de sacarle una palabra más.

Cuando nos trajeron de comer me acerque a unos de los últimos prisioneros que habían puesto en nuestro grupo, era un humano que como yo había apresado en un camino no muy lejos de la montaña, al parecer se dirigía hacia las llanuras, cuando lo sorprendieron en plena noche.

  • Hola, te he visto llegar hace poco, ¿Qué día era cuando te han hecho prisionero? — Le pregunte — Aquí la noción del tiempo no existe, no hay ni día, ni noche.
  • Era martes 15 de julio, no sé que día es hoy. — Me dijo aquel hombre. —Me llamo Nando.
  • Yo soy Román y este es Golin. —Le conteste mientras trataba de digerir lo que me había dicho.
  • ¿Cuanto tiempo llevas aquí? —Me pregunto
  • Llevo ya más de dos meses.
  • ¿Cómo te cogieron? — Me volvió a preguntar.
  • Como a todos al parecer, era noche, casi en la cima de la montaña iba al pueblo que hay al otro lado, me esperaban allí.
  • Había — me dijo. — Ahora solo hay casas vacías, la gente ha abandonado el pueblo, había rumores de que algo pasaba en la montaña, se ve que el humo de los fuegos de aquí abajo sale por algunas chimeneas, la gente del pueblo tenía miedo de que hubiera un volcán despertándose, así que decidieron abandonarlo.
  • Tiene que haber alguna forma de salir de aquí. —Masculle entre dientes, más para mí que para que me oyera nadie.
  • ¿Tú crees? ¿Pero cómo?
  • No lo sé, pero tiene que haberla, no quiero acabar mis días prisionero en este infierno. Quiero volver a ver el sol y respirar aire puro.—Seguí diciendo en un susurro presa de la desesperación.
  • Si hay alguna forma cuenta conmigo. —Dijo Nando.
  • Y conmigo. — Escuche a decir a Golin.

Gracias amigos, estoy seguro que con vuestra ayuda lo conseguiremos, empezare a pensar la forma de salir de aquí.

Continuara…

https://www.facebook.com/antoncaes
https://www.facebook.com/Antoncaes-195245247162149/
https://twitter.com/antoniocaroescohttps://twitter.com/antoniocaroesco
https://plus.google.com/u/0/+AntonioCaroEscobar
https://www.youtube.com/channel/UCNxiqEJ6LJlyp8W0uCOPwWQ
https://es.pinterest.com/antoniocaroesco/
https://www.instagram.com/antoncaes/
https://www.flickr.com/photos/131136555@N06/
https://www.tumblr.com/dashboard

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Anuncios

2 pensamientos en “DE CAMINO AL INFIERNO. CAPITULO 4.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s