Poemas aromados a café


Imagen de Pixabay

El sol implacable deja caer sus rayos sin piedad,

el calor sofocante agota al más atrevido

aventurero que ose cruzar el umbral.

Entre árboles y sudor dejo el tiempo pasar,

con un café helado en las manos es más fácil de llevar.

En días así quisiera estar al otro lado del mar,

en el hemisferio sur donde el invierno no te haga sudar.

Acompañado de aquellos que sepan valorar unos

versos, un buen café y una bonita amistad.

#poemasaromadosacafé

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s