Archivo de la etiqueta: Velehay

Aquella vieja foto


Viendo una vieja foto en la que el salía, era un niño que de la vida se reía como se ríen los niños que no temen a nada, ni al hambre, ni a la sed, ni calamidades de aquellas que se llevaron a tantos niños en tiempos pasados en nombre de un bando  perdedor o del otro no perdedor.

Viendo esa vieja foto no puedo dejar de fijarme en una maquina de aquellas que las echabas una moneda y recogía un disco que tu elegías y su música sonaba en todo el local, siempre había alguien que a la maquina echaba y su música sonaba una y otra vez, cuando no sonaba Perales con su “velero”, sonaba Raphael  con “yo soy aquel”.

Viendo esa vieja foto veo a esa familia que en aquella época era feliz, tenían todo aquello que se podía tener una familia una casa y un amigo con quien disfrutar de buenos momentos en la calle o en aquel bar donde la música suena una y otra vez en la rokola.

Viendo aquella vieja foto no puedo dejar de fijarme en aquel bar que tantos y tantos recuerdos traen a la memoria de aquellos que en esa vieja foto salen, horas de buenos momentos pasados en aquella barra tomando un refresco, abriendo boletos y jugando a los chinos con los viejos amigos.

Seguir Caminando


Tengo que seguir, no puedo parar ahora, parar ahora seria darme por vencido, verme derrotado por el presente y no ver el mañana, por eso he de seguir caminando.

Pasó a paso, metro a metro a pesar del sufrimiento que me produce el camino. A veces empinado, otras cuesta abajo, otras embarrado o seco y cuarteado, pero esté, este es el camino que me ha toca recorrer, No lo puedo eludir.

Hay momentos, mientras camino por este largo y angosto camino, que se me viene al pensamiento como se sería recorrerlo en compañía y otro pienso como hacer que alguien me siga en este tormento, de dolor y sufrimiento, seguiré caminando aunque caiga en el intento, si caigo me levanto para seguir caminando.

Y lo que vivo en este presente recordarlo en el futuro como un pasado algo incierto, como un sueño o un simple pensamiento.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

La amistad surgió por un me gusta y un te comparto yo.


Nos conocimos por casualidad, sin pensar que una gran amistad podíamos crear, no se como empezó, si por un me gusta o un te comparto yo.

Pasado unos días nos pusimos hablar aunque había poco que contar, un como estas o un como te fue.

La confianza fue creciendo como un huracán arrastrando sentimientos de cariño y de amistad, hasta el punto que nos dijimos, ¿para cuando nos veremos y nos conoceremos? Al menos una vez.

Ese día llego y por sorpresa me cogió aunque trate de disimularla una gran emoción me embargo. La impresión que me lleve, sin habla me dejo, rápidamente me recupere y la alegría me embargo.

Tú me preguntaste que impresión me lleve al verte por primera vez, a lo que yo te conteste, una muy buena impresión que no me defraudo, pues tu belleza  supera la impresión que ofrece la fotografía.

Una vez nos conocemos y por fin compartimos nuestro tiempo y nuestro saber, nos damos cuenta que nuestra vida muy similar puede ser.

Somos humildes de gran corazón, compartimos los mismos gustos algo sin parangón, extraños en dos extraños que se conocen a través de un mundo de imaginación, virtual y llenos de temor.

Nuestra confianza creció y algunas intimidades nos contamos de nuestras vidas personales, el tiempo paso y te tuviste que marchar con la promesa de volver.

El tiempo paso volando y sigo esperando que pasen los días y nos volvamos a ver pues tu compañía la hecho a faltar y esos ratos que pasamos hablando de la vida, de tu vida y de la amistad que se forjo de un me gusto y un te comparto yo.

Dos Ojos te Vigilan


Dos ojos amarillos te miran en la oscuridad.

Siguen tus pasos, sientes su presencia, más no le podrás ver, la noche es su aliada, las sombras son sus compañeras, la luna le sirve de guía, va siguiéndote despacio de esquina en esquina, de árbol en árbol.

Comienza el amanecer, el día despierta de su letargo empieza a clarear, los ojos se le empiezan a cerrar, tiene que buscar cobijo, un lugar donde descansar y esperar el ocaso para continuar su labor.

Recuperar tu rastro es su misión, cuando lo haga no lo perderá por que el es su protector.

Nada te podrá pasar mientras el vigile tu caminar.

poema gato

El Gato Arrinconado.


Te encontré en aquel rincón, no se como me dio por mirar hacía allí pero así fue.

Allí estabas tú, acurrucado tembloroso con carita de asustado, no dejabas de mirarme con esos ojitos redonditos verdes y pardos, según se reflejaba en ellos caprichosamente la luz del atardecer.

Me acerque despacio con miedo a que huyeras de mi, reculabas en tu rincón, me gruñiste lastimosamente, me arme cariño y valor, la mano estire con un poco de azúcar de amor a tú boca la acerque,  la lamiste con cuidado sin quitarme los ojos de encima, poco a poco me fui acercando,  tu cabeza comencé a acariciar y tu a mi mano lamer.

Receloso y con temor me dejaste hacer y tú confianza me gane, como pude te cogí y a mi casa te lleve, ahora vives conmigo, que alegría te da cuando me ves llegar te pones panza arriba para que te pueda acariciar.  se me viene a la cabeza aquel viejo cantar.

“El gato que esta en nuestros cielos, no va ha volver a casa si no estas, lo sabes mi amor que noche bella, presiento que tu estas en esa estrella, el gato que esta triste y azul.”

Poema escrito para La poesía no muerde, Imagen busca poema;  http://lavidaenpoesia.wordpress.com/2014/09/17/imagen-encontro-poemas-4/montaje-gato/#main

Foto de Mary Carmen,

Escrito por Mercè Hill ; http://nubenge.wordpress.com/

y  Antonio Caro Escobar;https://antoncaes.wordpress.com/

Canto a esta Tierra (Villanueva de la Serena)


Me viste nacer en tus calles de tierra, de blancas paredes encaladas, las campanas de tu iglesia me dieron la bienvenida desde el campanario como a tantos ha dado.

Madre de muchos otros antes que yo, que se dejaron la piel para hacer de tu nombre lo que hoy ha de ser.

Villanueva de la Serena tierra de labradores, de artesanos que antaño enviaron con su arte tu nombre más allá de nuestra tierra, tierra de descubridores, de escritores y de tantos otros embajadores.

Al igual que hicieron otros, salimos de nuestra tierra para tirar pa´adelante, llevando grabado tu nombre siempre en nuestros corazones.

Como embajadores que fueron otros, nos toca ahora a nosotros hacer tu nombre grande por sentirnos orgullosos de que seas nuestra madre.

Volvemos todos los años para renovar nuestra sangre y que esta tierra nos llene de savia nueva para seguir adelante, proseguir con nuestra labor por esos lares de díos, y algún día poder retornar para no volver a marchar.

Ahora vuelvo a ti, con mis vástagos ya nacidos, para que contemplen la tierra que vio nacer a sus abuelos y a sus hijos.

Vienen a esta tierra para crecer y madurar, trabajar en esta tierra y amarla más, que ella se sienta orgullosa como antaño se sintió de tener cerca a sus hijos, los hijos de su corazón.

Esto es un canto a esta tierra, tierra de labradores, artesanos y descubridores, que hicieron de esta tierra ilustre y señorial.

Copyrighted.com Registered & Protected XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Ilusión


La luna me descubrió tu dulce mirada una  noche que estaba clara, tus ojos negros se grabaron en mis ojos, como brasas  ardientes me llegaron al alma. 

Tu voz sonaba como el agua clara al decir mi nombre con la luna llena, tus manos suaves rozaban mi cara, y al sentir tu roce se me estremecía el alma.

Tus besos sabían a miel en mi boca, su dulzura llenaban mi corazón, latente de pura energía, mi mente se embriagaba de su fresco dulzor. 

Mi cuerpo se estremecía al sentirte cerca, un escalofrío recorría mi espalda, se enardecía mi cuerpo con el roce de tu piel. 

Me sentía vivo a tú lado no quería dejarte marchar, la luna acuciaba con su brillo al tiempo para que se parara, el insondable seguía  inexorable su curso, 

Tú querías continuar a mí lado. La luna se apagaba y con ella tú vida.

ilusion. 1 jpg